martes, mayo 30, 2017

Dudas sobre el lolita


Dudas sobre el lolita.

Music mood: 


Desde que conocí el lolita sentí que mi feel no correspondía con el de muchas otras lolitas. Sólo he conocido un puñado de personas que tienen esta visión.


Una visión romántica, parada en el tiempo. Una desazón edulcorada. Una permanente sensación de vivir en otro lugar, con el corazón y la mirada de un niño que observa maravillado cosas pequeñitas, que para los adultos pasan inadvertidas y a la vez ve que el mundo es un lugar frío y triste.

En esa visión, cabe experimentar con los olores, los dulces, lo decadente, lo fantasmal, lo agrio, los sabores, las texturas, el silencio sepulcral, el noise, la fantasía, lo real, lo imaginario.

Nos sentamos a merendar en un tronco de madera con nuestras mejores galas y una fina taza de té. Trepamos a un árbol para divisar mejor esa nube en forma de... lo que sea.

Todo esto emana filosofías japonesas que evidentemente, en occidente no se entienden, o son próximos a pocos.


El wabi sabi, entre ellas, la perfección de las cosas imperfectas y con signos del paso del tiempo. La dualidad entre algo perfecto por su imperfección. La oscuridad y la luz.
Lo que se muestra y lo que no. El instrumento desafinado terriblemente bello.

En largas conversaciones telefónicas, Vanessa me ayudaba a trasladarme allí, a hacerme ver que no estaba equivocada, pero aún estaba tremendamente lejos de encontrar ese lolita "real", fantásticamente imaginario para muchos aquí.

Ojalá un día pueda viajar a Japón y saborearlo por mí misma, aunque seguramente allí también está muy adulterado y ese feel real se ha ido marchitando, al irse gentrificando Harajuku, al irse extendiendo la contaminación del consumismo, como una mancha de vino que se extiende al derramarse la copa sobre el mantel.


lunes, abril 24, 2017

Poema de las 12

Quiero convertirme en espuma.
En el mar sagrado y oculto.
En la llama de tus ojos.
Mutar en espiral sagrada, en lamentos discontinuos,
para disolverme en la sal blanca e inmaculada de tu mente, y brotar como el musgo en la roca.

Quiero disfrutar de mi propia voz, ahora ahogada en el eco de mi ego.
Alentar mis entrañas a que salgan de su gruta, alimentar el fuego de mi esencia,
donar mi sangre a la esperanza.

Quiero y construyo, a pesar de que caigo todos los días,
a pesar de que me equivoco continuamente, que divago y maldigo,
que evado y dilato mi intimidad contigo.

Me gustaría, quiero y no puedo.
Conversar alegremente, sin medir todas las algarabías.

De facto, estamos equivocados, aunque vayamos con la verdad por delante,
cual caudillo de la emoción enlatada.

Mostrémonos débiles, insensatos, inmaduros, inseguros.
Postrémonos al amor, a la bondad, al error.

Caminemos juntos por este erial que nos muestra este día,
tan salado como el sudor, tan amargo como el duelo.

Quiero convertirme en aire vacío y seco, para humedecer tus ojos,
para llenar tu alma, pana drenar tu paciencia, para viscerar tu cuerpo.

Quiero vibrar contigo, en el espacio infinito, en el big bang del principio y el fin de los tiempos. Y.VM


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...