lunes, marzo 28, 2016

Globalización + producción local




La globalización se suponía que era positiva, al permitir el libre comercio en todo el mundo, todo el mundo tenía las mismas posibilidades. Todos sabemos que esto sólo sería justo si todo el mundo partiera de 0. Como no es así, las desigualdades son más acuciantes.

Al eliminar las barreras para sacar la producción fuera, las grandes empresas, emblemas de cada país, decidieron abaratar costes de producción al realizar uno o todos los procesos fuera de sus países de origen, hacia otros países más "baratos". 
En el caso de España, nosotros fuimos uno de esos países "baratos". Yo misma trabajé en una empresa internacional afincada en mi ciudad porque los puestos de trabajo estaban bonificados por una entidad pública, es decir, con fondos del estado. Sin estas ayudas, la empresa manda los puestos de trabajo a otros países sin miramientos. 

Al final, sólo se trata de "compensar", mientras les compense la calidad del trabajo ofrecido al salario, todo "ok". 

Ya sabemos lo que la deslocalización a países más "económicos" o con ventajas fiscales le hace al planeta: más transporte= más polución. Y no estamos hablando de llevarlo todo a un país tercermundista, la deslocalización en nuestro país también es alarmante. Podemos encontrar una pieza de plástico que viaja a 4 fábricas diferentes para que en una se le ponga un tornillo, en otra una capa de barniz y en la siguiente otro tornillo, para retornar a la fábrica principal. A veces esto se desarrolla en un mismo polígono y otras veces, en distintas ciudades.

En el libro "No Logo" Naomi Klein habla de ciudades-fábrica con ventajas sobre los impuestos y que prácticamente eliminan los derechos de los trabajadores. Esto se permite porque supuestamente están ofreciendo trabajo a zonas deprimidas, pero las pagas y las condiciones son tan mínimas, y además, al aportar escaso apoyo económico a la comunidad mediante tasas/impuestos, la zona no mejora precisamente.

El problema parece partir del mismo origen: el precio. Si los consumidores no estamos dispuestos a pagar un precio (aparentemente) mayor, y las multinacionales no están dispuestas a ganar "menos", estamos destinados a fracasar.

Fracasar en el ámbito social, ambiental...

Toda esta rueda que no cesa y que en cualquier momento va a rebentar, como una olla a presión (bueno, ya está rebentando).

Gracias a todos los programas de la Discovery Max y otros programas americanos me doy cuenta de que "el sueño americano" (que nos están intentando vender también en España) se cae por su propio peso. En un conglomerado basado en privatizar absolutamente todo, donde supuestamente tienes oportunidades de forrarte porque cualquier cosa es posible. Te dicen "ten una idea brillante y lo petarás". 


Pero eso pasa en una entre un millón de veces, porque como leía en un artículo hace poco, la burocracia está ahí para que tengas que darte de alta como autónomo por querer vender un chicle. Yo hice muchos cursos de autónomos y ninguno de finanzas reales, que casi creo que debería ser obligatorio para darte de alta, porque si algo nos enseña el chech Ramsay es que a la mayoría nos falta formación a la hora de abrir un negocio, sobre todo, con empleados (y en los grados las asignaturas de FOL acaban siendo un pestiño de leer el libro de forma literal y aburrida que nunca aprendes).



Una cosa que me parece curiosa de los programas esdadounidenses es que supuestamente en EE.UU odian el comunismo pero tienen un sentimiento de "comunidad" enorme, además les encanta pertenecer a una gran empresa que lleve toda la vida fabricando en el país. Eso se ve muy bien en el programa que hacían casas recaudando dinero entre la gente del barrio o era la propia gente la que construía la casa. 


(Sorry no recuerdo como se llamaba el programa, pero al final salía todo el mundo con la misma camiseta. Foto:www.habitattucson.org)

Es algo que creo que en España no se si funciona, como mucho la gente recoge tapones para alguien enfermo o con problemas, pero ¿trabajar gratis?..

A lo que voy, que podemos pensar que ciertos términos son "negativos" o "positivos" pero está claro que en mayor o menor medida tendemos a comprar el pan del barrio, o lo que sea, pero otras cosas no nos parece "mal" comprarlas hechas en otra parte, sin preocuparnos de cómo nos repercute a NOSOTROS esa acción. Y en ese nosotros meto a tí, lector, a tu familia, a tus amigos, a la gente que no conoces de otros países...

Porque comprar productos de otros países no es "malo" en sí mismo. Si es de comercio justo por ejemplo, el chocolate será problablemente de mejor calidad, y si es un bolso "wayuu" mejor que sea tejido por una mujer indígena que replicado más barato en una factoría China.
Pero no todo lo chino es chungo, por ejemplo, en bicis son súper punteros y desgraciadamente G.A.C o B.H poco pueden hacer -_-U.


Cuando compramos al creador "legítimo" de un item, estamos favoreciendo la economía de esa localidad, el cultivo de las plantas o materias primas necesarias, la calidad de vida de las personas que fabrican el producto y sus familias. Además de eliminar el denostado término "apropiación cultural" (que da para varios posts).

Aunque siempre hay productos "básicos" que no encontramos en el "fair trade" o de forma local, como son los móviles de última generación o las deportivas de alta gama. Si, me cuesta encontrar unas deportivas que sustituyan a las únicas Nike que he tenido y que se ajustan al pie y al deporte que practico, o que tengan la suela tipo Vans para skate y que estén realizadas en mi país o en otro pero con producción sostenible y local (hace poco encontré las Veja y estoy intentando ahorrar para unas). 

Lo ideal para el futuro, para que tengamos trabajo todos y no destruyamos los ecosistemas sería a mi entender:

- Antes de comprar comprobar que no tienes algo ya en casa similar.
      (Haz limpiezas de "zafarrancho de combate" de cuando en cuando, redescubrirás cosas que tenías olvidadas. Dona lo que no uses ni hayas usado en al menos 2 años, filosofía "upcycle" dale otra vida a los objetos).


 - Comprar en la medida de lo posible en tu barrio/localidad asegurándote de que está diseñado y fabricado también en tu localidad
        Para redondear la ecuación, si puedes, averigua si la empresa deslocaliza mucho (a veces estas deslocalizaciones permiten que siga siendo viable ponerle la etiqueta de "local" aún cuando no lo es).

- Si no lo encuentras de forma local, compra "fair trade" o de empresas de otros países que tengan filosofía local (materias primas y fabricación) y a ser posible, sin intermediarios; así al menos, el producto sólo hará un viaje hasta tu casa.


Frixen cola se elabora en Aragón y además es una cooperativa.


- Ve vídeos de cómo se fabrican las cosas. Aprender lo que cuesta hacerlo te ayudará a valorar el trabajo y los recursos que son necesarios para hacer un simple objeto antes de tirarlo o de comprarlo. Además empezarás (o volverás) a valorar la calidad.

- Si vas mucho a mercadillos, regatea con los mercaderes por conseguir un precio justo, les estás ayudando a ajustar sus precios al mercado, ¡pero no te pases, que tienen que vivir de eso! 

y sobre todo recuerda: 
    - No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti: no pidas regalos o descuentos a los amigos, porque te lo están dando de su sueldo.
    - Si gastamos en nuestro vecino, nuestro vecino gastará en nosotros y todos tendremos trabajo.


Y hasta aquí la reflexión sesuda de hoy (creo que es la fiebre que me está subiendo, ¡perdón por el tocho!)♥


2 comentarios:

Dahlia Black dijo...

De tocho nada, tienes toda la razón del mundo. Yo no soy comunista, y de hecho le tengo bastante asquito al Sr. Marx xD, pero sin duda el capitalismo nos ha demostrado más que sobradamente que no sirve, que es un sistema en el que no es que las crisis sean puntuales, es que la crisis es la norma y la bonanza lo excepcional. Y ahí están vendiéndonos que necesitamos el último móvil que tiene dos mejoras locas, y nosotros nos lo creemos (que es lo peor) y mandamos a la mierda algo que funciona perfectamente xD. Como bien dices, la globalización debía haber servido para que el producto de cualquiera pueda llegar a cualquier parte, pero claro, éso sería haber hecho las cosas bien. En general estoy 1 de acuerdo en los puntos que comentas al final (y que todos deberíamos aplicarnos en la medida que podamos) y 2 muy aterrorizada de cómo la economía se ha ido comiendo a las personas, ya no tenemos valor por nosotros mismos si no por lo que somos capaces de producir y consumir, y de verdad que como sigamos así las vamos a pasar mucho más putas de lo que ya estamos. Por cierto creo que el programa era extreme makeover: reconstrucción total :P

Sweet-Rebeldy dijo...

Hola @DahliaBlack ! muchas gracias por leer y comentar, me hace mucha ilu que alguien se lea mis tochopost XD.
Pues sí, lo de la obsolescencia programada da mucho asco, hace poco tiré una lavadora que funcionaba porque no había repuestos de la goma ¡un círculo de goma! -_- ¡pero si tendría que ser algo estándar! Y lo que dices de los móviles...
Lo bueno es darse cuenta e intentar salir de ese círculo, pero es que ya nada se fabrica como antes, y la gente ya no valora que un producto esté bien manufacturado y al coste que merece.
Como dices, el capitalismo crea estas crisis porque está pensado para que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres, y la época intermedia sólo es para hacernos desear cosas y que nos creamos la imagen/porro mental de que podemos ser otra cosa.
Sólo hay que analizar las crisis anteriores para ver que los "fallos" casualmente siempre son parecidos.

Lo peor será como se pongan a hacer desaparecer la moneda y que sea sólo digital, porque eso nos pondrá a merced (más aún) de los bancos.

Pero bueno, lo positivo es que si somos conscientes de estas cosas podemos mantener un pie fuera de algún modo^^.

Un mega abrazo en la distancia para tí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...